Impunidad inmune

Impunidad inmune

Ante el escándalo administrado de los Panamá Papers, ese paraíso fiscal que ventaneó a líderes mundiales, estrellas de la gran pantalla, deportistas y decenas de multimillonarios y que hasta ahora dicen que es la mayor filtración de información “clasificada” de la historia, habrá que tomarse con reservas porque no, no fue una intención de transparencia ni una cruzada contra la corrupción la que destapó nombres y estructuras de financiamiento y escondite.

Es cierto que es una investigación de más de 100 medios de comunicación que muestra los vínculos de algunas de las personas más poderosas del mundo con sociedades en paraísos fiscales. Peeeero, ¿por qué no están todos los que son?

Pues sucede que los analistas descubrieron que Estados Unidos estuvo detrás de este balconeo mayúsculo y que se trató de una jugada política, porque como sabemos hay unos 73 paraísos fiscales alrededor de todo el mundo.¡¡¡73¡¡¡

Los paraísos fiscales en el mundo tienen características específicas que permiten su identificación como: Poseen escasos o nulos convenios con otros países, en materia tributaria; ofrecen a empresas y ciudadanos protección del secreto bancario y comercial; no poseen normas de control de movimientos de capitales (origen o destino).

Esto permite el blanqueo de dinero y reciclaje de capitales; tienen un sistema que permite la convivencia de un régimen tributario para los nacionales y otro para los extranjeros y poseen una infraestructura jurídica, contable y fiscal que permite la libertad de movimiento de personas y bienes. Un paraíso para quienes gustan de transacciones internacionales dignas de película y una de las muestras que deja claro que los más adinerados, a la mala o a la regular tienen oportunidades de suerte financiera; es decir, la corrupción tiene un sistema de padrinajes que permite que la impunidad quede inmune.

Muchos trataron de controlar daños y prestigios diciendo que eso es legal, como el caso de políticos mexicanos que ni sufrieron ni se acongojaron y mentira pues sólo las élites adineradas pueden eludir sus obligaciones impositivas mediante estos paraísos. Estas personas y empresas multinacionales siempre encuentran la manera de obtener  beneficios y ventajas competitivas.

Además, el secreto bancario facilita el blanqueo de dinero de hechos corruptos, de venta ilegal u otros delitos. Y, por supuesto, estas acciones contribuyen a aumentar la crisis financiera y a destruir empleo y producción en algunos países pobres.

Pues ya lo ve Usted, esto de organizarse para ganar más y más rápido lo hacen los adinerados y quienes queremos que las leyes aten las manos a todos por igual, no nos organizamos para que un sistema mundial impida esa clase de maniobras.

Ahí tenemos también esas transacciones multimillonarias de los capitales golondrinos que viajan de bolsa en bolsa, bolsa de valores me refiero, de cada país, esperando en instantes vender y comprar valores por miles de millones y volando cuando las bolsas no les convengan.

Muchos han tratado de meterlos a cinturón de ley pero aún estamos en la edad media de las regulaciones y la justicia mundial. Por eso la corrupción es y será por muchos años lo que verdaderamente conduzca los destinos de la humanidad. Por eso no se crea mucho eso de que un paraíso fiscal desnudado hace playa nudista.

 

“La inmunidad debería de ser a la ignorancia y a la pobreza espiritual”

Octavio Almada

@octavioalmada1

SIN COMENTARIOS

Deje una respuesta